Salud y Bienestar



En España es muy común hacer uso de los petardos y los fuegos artificiales en determinadas fechas o como cierre a actos o celebraciones, pero esta práctica, que no en pocas ocasiones también afecta a los humanos que padecen algunas enfermedades, es terrible cuando se trata de nuestros animales. Nuestros compañeros tienen pavor a los ruidos, un miedo que puede acabar convirtiéndose en una fobia que les produzca alteraciones en su salud, tanto física como psíquica.

Perros, Gatos y ruidos fuertes (Truenos, petardos, fuegos artificiales…)




GUÍA DE ACTUACIÓN SOBRE PERROS ENCERRADOS EN COCHES EN PLENO SOL Cuando en pleno verano nos percatamos de la existencia de un perro, o cualquier animal, dentro de un coche, cerrado, sin ventilación y aparcado al sol, mucha gente no sabe cómo debe actuar ante el temor de que puedan incurrir en algún tipo de responsabilidad por ayudar al animal en apuros. Con carácter previo hay que decir que aunque observemos que un animal no se encuentre en malas condiciones, a simple vista, un coche cerrado en verano, sin ventilación y aparcado al sol puede alcanzar, en su interior, temperaturas superiores a los 50ºC. Por ello NO DEBEMOS PERDER EL TIEMPO. Independientemente de la responsabilidad en la que pueda incurrir el poseedor del animal en ese momento, nos podemos encontrar frente a dos situaciones.

Guía de actuación sobre perros encerrados en coches



6
La ehrlichia canina es una enfermedad producida por una bacteria intracelular y se transmite principalmente por la picadura de garrapatas. También se produce la infección a través de transfusiones sanguíneas en las que el animal donador tenga la enfermedad. El período de incubación es aproximadamente de 8 a 21 días. Existen dos tipos de erliquia: erliquia canis, que afecta a los glóbulos blancos y da lugar a la erliquiosis, y erliquia platys (anaplasma), que afecta a las plaquetas y da lugar a la anaplasmosis.

Ehrlichia y Anaplasma canino



La leucemia felina es una enfermedad grave y desgraciadamente bastante común en gatos. Es conocida por sus siglas en ingles FeLV y la causa un retrovirus. Este retrovirus es responsable de una serie de enfermedades, entre ellas la más grave es un tipo de cáncer denominado leucemia, que afecta a las defensas del organismo del gato contra infecciones externas.

Leucemia Felina