Gatos en adopcion










Rick en adopción
Rick, fue lanzado desde la ventanilla de un coche, tras recogerlo se llevo inmediatamente a la clínica veterinaria donde ha sido ingresado. Su estado a priori no reviste gravedad, pero esta muy deshidratado, desnutrido y presenta contusiones en la cara, probablemente a causa del impacto contra el bordillo. El coche desde el que fue arrojado Rick es un Seat León, color plata, el suceso se produjo a la altura de la calle Puerta de Valencia, 17 sobre las 20:30 horas, desgraciadamente no se pudo coger el número de matrícula, aún así nos comenta la persona que presenció los hechos y nos dio aviso, que inmediatamente llamó a la policía local. Recordamos una vez más que el abandono y el maltrato son delitos, y que, igualmente, podría suponer la comisión por parte de la policía de un delito de la omisión de perseguir delitos previstos en el artículo 408 del código penal.

Rick



Gamora en adopción
Ayer de madrugada vimos el aviso de un gato en mal estado por el barrio de San Pablo y varios voluntarios de la asociación corrieron al rescate. Se trataba de una gatita que no apoyaba una de sus patas traseras y se le veía bastante desmejorada. Lo que a priori parecía un rescate sencillo se prolongó hasta casi las cuatro de la mañana, cuando finalmente se consiguió su captura. A pesar de la hora decidieron llevarla de urgencia al veterinario ya que su estado de salud a era bastante preocupante. En el veterinario nos confirmaron que Gamora tiene una fractura de cadera, además de una deshidratación y desnutrición severas. Se quedó ingresada para hidratarla con suero y medicarla. Y ya hoy se le han mandado las radiografías al hospital de Novelda para que la valoren lo antes posible allí. Por ahora continuará hospitalizada, dada su debilidad y mal estado. Vamos a necesitar una vez más la ayuda de todos vosotros para salvar a Gamora. Ya hemos hecho lo primero que se debe hacer cuando un animal necesita ayuda, que es rescatarlo, ahora os necesitamos para que vuelva a ser una gata sana y feliz.

Gamora




2
Hace unos días nos llegó un aviso de un gatito que se encontraba tirado en el asfalto tras haber sido atropellado, tenia el morro ensangrentado y estaba muy aturdido, lo que no impidió que intentara escapar al ver acercase a nuestras voluntarias. Finalmente pudo ser rescatado. Tras la visita a la clínica veterinaria se constató que tenia un fuerte impacto en la zona frontal de la cabeza pero que por suerte no había revestido mayor gravedad, aún así se aconsejaba mantenerlo en observación por la conmoción. Nuestra sorpresa ha sido descubrir que cada vez que alguno de nuestros voluntarios se pasaba para controlarlo el pequeño Roble agradecía sus visitas dejándose acariciar, así que al no ser un gato feral traspasamos del protocolo seguido para el CER (captura, esterilización y retorno a su habitad) al protocolo de gestión de animales, buscarle un hogar de acogida hasta que pueda encontrar el suyo definitivo.

Roble


Derek gato en adopción
Este precioso gato es Derek, se lo encontraron vagando por un pueblo de Albacete junto con otra gatita a la que de momento no se ha podido rescatar Presenta una importante deshidratación y desnutrición que, aunque no se pueda apreciar por el abundante pelaje que tiene, al pobre se le notan todas las costillas.

Derek



Samara

Hace más de una semana que se lleva intentando coger a esta pequeña, porque cojeaba mucho y tenía una fea herida en una pata, y ayer por fin dos voluntarios de Dejando Huella lo consiguieron.

La llevamos inmediatamente al veterinario dado su estado. Tiene una fractura doble en una de las patas traseras, de varios días de evolución, y además, y lo que ha sido más urgente, una piometra importante, con mucha pus y el abdomen inflamado. Al hacerle las pruebas, vieron que la causa de esa infección uterina tan fuerte fue que tuvo un aborto, pero los bebés seguían dentro.

Samara



Estamos en una situación de crisis económica, con las puertas cerradas hasta que consigamos salir de esta etapa, pero no podemos bajo ningún concepto dejar de atender a aquellos animales de los que nos hemos responsabilizado, este es el caso de esta pequeña, una gatita de una de las colonias que gestionamos. Moka, como así la hemos llamado, fue vista el otro día con un fuerte constipado que le taponaba la vías respiratorias y siendo tan solo una gatita de algo más de cuatro meses no podíamos dejarla en esa situación, así que la rescatamos para ponerla en tratamiento. MoKa es una gatita que se porta muy bien con algo de miedo - la calle enseña a tener, como poco, respeto - pero seguro que en cuanto su casa de acogida le de un poco de cariño descubrirá todo ese mundo de amor que le espera al entrar en un hogar.

Moka – Reservada