Gatos adultos


Lucas en adopción
Lucas es un precioso gatito que nació en una de nuestras colonias controladas de DHA mediante el protocolo CER (Captura, Esterilización y Retorno), pero que dada su sociabilidad se ha sacado para que pueda vivir en un entorno mucho más seguro, donde este a salvo de las inclemencias del tiempo y sobre todo de la crueldad de la que desgraciadamente algunas personas hacen gala. Es un gato cariñoso y juguetón cuando ha cogido confianza.

Lucas


yuumi en adopción
Yuumi es una gatita que se encontró sin poder moverse, por lo que en un primer lugar se pensó en un posible atropello, pero al llevarla a la consulta veterinaria se descubrió que su problema era una tremenda piómetra agravada por un embarazo cuyos bebés habían fallecido en su interior, no pudiendo expulsarlos. Además, presentaba una importante anemia. Ya ha sido operada y puesta en tratamiento. Estando en la actualidad totalmente recuperada. Es una gatita sociable con humanos y con otros animales.

Yuumi




Félix en adopción
Félix era uno de esos gatos que viven en la calle pero que no son ferales, es decir que no rehúyen, sino que buscan el contacto con humanos. Su alto grado de sociabilidad unido a que en la zona en la que vivía es un sitio con mucho transito donde con demasiada asiduidad se producen atropellos hizo que fuese un digno candidato para ingresar en la familia DHA. Su estado de salud es bueno en general, tan solo tiene una ligera infección por ácaros y levaduras que ya está en tratamiento.

Félix


Empanadilla en adopción
“Los Cu4tro De La Empanadilla” nos ofrecieron en el marco de la IV Feria de Adopción y Protección Animal que organizamos el pasado 5 de octubre, una interesante charla-taller sobre su encomiable labor voluntaria, pues, justo en ese momento recibimos el aviso de que un gato llevaba varios días subido a uno de los árboles de parque. Cómo no podía ser de otra forma, tras el taller, aprovechando que contábamos con los mejores rescatistas gatunos, les contamos el caso y no dudaron un segundo en ir a rescatarlo. La pequeña, resultó ser una chica, y su nombre no podía ser otro que Empanadilla. Aunque su estado no es demasiado malo, se le nota que tiene signos de deshidratación y desnutrición.

Empanadilla


Gamora en adopción
Ayer de madrugada vimos el aviso de un gato en mal estado por el barrio de San Pablo y varios voluntarios de la asociación corrieron al rescate. Se trataba de una gatita que no apoyaba una de sus patas traseras y se le veía bastante desmejorada. Lo que a priori parecía un rescate sencillo se prolongó hasta casi las cuatro de la mañana, cuando finalmente se consiguió su captura. A pesar de la hora decidieron llevarla de urgencia al veterinario ya que su estado de salud a era bastante preocupante. En el veterinario nos confirmaron que Gamora tiene una fractura de cadera, además de una deshidratación y desnutrición severas. Se quedó ingresada para hidratarla con suero y medicarla. Y ya hoy se le han mandado las radiografías al hospital de Novelda para que la valoren lo antes posible allí. Por ahora continuará hospitalizada, dada su debilidad y mal estado. Vamos a necesitar una vez más la ayuda de todos vosotros para salvar a Gamora. Ya hemos hecho lo primero que se debe hacer cuando un animal necesita ayuda, que es rescatarlo, ahora os necesitamos para que vuelva a ser una gata sana y feliz.

Gamora




2
Hace unos días nos llegó un aviso de un gatito que se encontraba tirado en el asfalto tras haber sido atropellado, tenia el morro ensangrentado y estaba muy aturdido, lo que no impidió que intentara escapar al ver acercase a nuestras voluntarias. Finalmente pudo ser rescatado. Tras la visita a la clínica veterinaria se constató que tenia un fuerte impacto en la zona frontal de la cabeza pero que por suerte no había revestido mayor gravedad, aún así se aconsejaba mantenerlo en observación por la conmoción. Nuestra sorpresa ha sido descubrir que cada vez que alguno de nuestros voluntarios se pasaba para controlarlo el pequeño Roble agradecía sus visitas dejándose acariciar, así que al no ser un gato feral traspasamos del protocolo seguido para el CER (captura, esterilización y retorno a su habitad) al protocolo de gestión de animales, buscarle un hogar de acogida hasta que pueda encontrar el suyo definitivo.

Roble




Samara

Hace más de una semana que se lleva intentando coger a esta pequeña, porque cojeaba mucho y tenía una fea herida en una pata, y ayer por fin dos voluntarios de Dejando Huella lo consiguieron.

La llevamos inmediatamente al veterinario dado su estado. Tiene una fractura doble en una de las patas traseras, de varios días de evolución, y además, y lo que ha sido más urgente, una piometra importante, con mucha pus y el abdomen inflamado. Al hacerle las pruebas, vieron que la causa de esa infección uterina tan fuerte fue que tuvo un aborto, pero los bebés seguían dentro.

Samara


No dejamos de repetirlo una y otra vez, el abandono es delito, así lo recoge nuestro Código Penal “El que abandone a un animal […] será castigado con una pena de multa de 1 a 6 meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de 3 meses a 1 año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.” Pues esta misma tarde uno de estos delincuentes que por desconocimiento, por irresponsabilidad, o por que pertenecen a ese tipo de personas que desconocen los que es la empatía hacía estos compañeros de vida que son los animales, ha abandonado a una pequeña familia gatuna, Kiwi, Vesta y Circus. La mamá, Kiwi, es una preciosa gatita, de aproximadamente un año de edad, super cariñosa, que se ha acercado a la voluntaria que los ha encontrado en busca de un poco de esos mimos que alguien le negó para siempre desterrándola de su vida. Esta misma tarde ha pasado por la Clínica Veterinaria para hacerle la preceptiva exploración, se encuentra en buen estado. Se ha desparasitado y preparado para esterilizarla mañana mismo. Si deseas ofrecerle un hogar escríbenos a [email protected]

Kiwi – Reservada


Bonnie gata en adopción
Esta pequeña, junto con su hermana Tyler tenían los ojitos malos, cerrados fruto de algún tipo de infección que ya está comenzando a remitir al ser tratada. No podíamos dejarlas en ese estado en la calle, un lugar donde todos los sentidos son necesarios para la supervivencia. Se llevarán a la clínica veterinaria para que las revisen y les pongan las preceptivas vacunas.

Bonnie