Tess, Maiden y Minou, víctimas de la indiferencia y la pasividad.


Tess, Minou y Maiden no deberían estar en la calle, no deberían engrosar la estadística de la lacra del abandono y el maltrato animal en España, estos tres animales son víctimas directas de la acción del ser humano y de la pasividad e inacción de instituciones públicas que desoyen a cientos de entidades de protección animal

 

Son numerosos los casos que en los últimos días han llegado a la Asociación en Defensa de los Animales Dejando Huella Albacete, es por ello que este colectivo hace una llamada a la colaboración y a la concienciación en materia de protección animal.

Tess, una gata que fue atropellada muy cerca del centro de Albacete, buscaba refugio entre los coches, tras recibir el aviso, voluntarias de Dejando Huella consiguieron rescatarla del motor de un coche, fue en ese momento cuando una testigo de los hechos nos confirmó su atropello y que, al acercarse a un señor, quizás buscando ayuda, la gata recibió de este un golpe con el bastón que portaba.

Tras el rescate Tess fue llevada a la clínica veterinaria donde se constató que sufre una fractura múltiple de cadera, de hecho, en estos momentos se encuentra siendo valorada por un especialista en Novelda para estudiar la viabilidad de una intervención quirúrgica para poder recuperar la funcionalidad y movilidad. A esta historia se le une el hecho de que, por el estado de sus mamas, la gata muestra síntomas de estar en plena lactancia por lo que a buen seguro tiene que haber cachorros por la zona, días después de su rescate, y tras varios barridos de la zona, se ha podido encontrar a un cachorro que, con casi toda probabilidad, puede ser suyo y que ya se encuentra en una casa de acogida, no pudiendo estar con su madre ya que los dolores de ésta y la medicación que se le está administrando no hacen en absoluto recomendable continuar con el amamantamiento de sus crías.

Lo que si es cierto es que tanto las pruebas diagnósticas, como la intervención y los cuidados posteriores van a suponer un desembolso económico importante para la Asociación Dejando Huella Albacete (con toda probabilidad se superarán los 1.000 euros) que, sin ayudas públicas de ningún tipo, afronta este nuevo caso extremo dependiendo tan solo de sus ingresos por parte de los asociados y las donaciones que se reciban, de este modo se ha iniciado una campaña en redes sociales con el fin de recaudar fondos que permitan sufragar los gastos derivados de este y otros casos que actualmente se están tratando. Las formas para colaborar son las habituales, apadrinando a Tess a través del correo [email protected], colaborando vía PayPal en la cuenta [email protected] o realizando transferencia a la cuenta bancaria de la Asociación en Defensa de los Animales Dejando Huella Albacete, Globalcaja ALBACETE URBANA 1. Joaquin Quijada, 55 – 02004 Albacete IBAN: ES11 3190 0091 17 4426625721

No es el único caso duro que ha llegado a Dejando Huella sino que se le añade el de Minou, un gato de apenas unas horas que apareció, cruel casualidad del destino, el día de la madre en un contenedor aún con el cordón umbilical, tras aproximadamente 12 horas en las que voluntarias de esta asociación y el equipo veterinario colaborador lo intentaron absolutamente todo, Minou no pudo superar el trance produciéndose el trágico desenlace. Lamentablemente no es un caso aislado, hay muchos “Minous” que cada día acaban, literalmente, tirados a la basura, víctimas de una sociedad que, en su mayoría, mira hacia otro lado y se muestra insensible con los que, en definitiva, son sus compañeros de vida.

Maiden es una gata que apareció con una fuerte infección en los ojos y vías respiratorias, además de la boca ensangrentada presumiblemente a causa de un fuerte golpe, desde Dejando Huella se cree que pasó demasiadas horas sin ser atendida por nadie en una zona bastante concurrida de Albacete, tras unos días sintiendo el cariño y la protección de una casa de acogida, sus múltiples infecciones han podido con ella.

Tess, Minou y Maiden no deberían estar en la calle, no deberían engrosar la estadística de la lacra del abandono y el maltrato animal en España, estos tres animales son víctimas directas de la acción del ser humano y de la pasividad e inacción de instituciones públicas que desoyen a cientos de entidades de protección animal en sus peticiones, que no son capaces de incluir planes de educación y concienciación reglados y que provocan que proyectos de protección animal se eternicen en los despachos dando largas a aquellos colectivos que los plantean escudándose en una burocracia que no hace sino empeorar tanto este, como otros problemas que afectan a la sociedad.

Es por todo ello que Dejando Huella no cesará en su empeño de conseguir un cambio en las normativas locales que proteja de una manera significativa a los animales, con sanciones actualizadas y acompañada de planes de concienciación en centros educativos. Estos casos, y otros como el de Noria, una perra encontrada en mitad de una carretera vagando, sin microchip y a punto de ser atropellada o Chaplin, un perro enfermo con un miedo atroz al ser humano, no deben de ser habituales, no deben de ser admisibles y, por supuesto, no deben quedar impunes.

Deja un comentario