Lunes, tú descansa en paz


La historia de Lunes no dista mucho de la que habrás visto contada en otras ocasiones, una gatito que por desgracia se topó con uno de esos mal llamados seres humanos que acabó con su vida.

Lunes llegó a DHA de la mano de una persona consciente y respetuosa, amante de los animales y cuidadora de una colonia en El Salobral, nos dio aviso de un gatito que tenia problemas para respirar. Al llevarlo a la clínica veterinaria, el diagnóstico no podría haber sido más desalentador; tenía una hernia diafragmática y otra abdominal a consecuencia de un fuerte traumatismo provocado por una agresión, es decir algún desalmado le había propinado tal patada que lo había reventado por dentro; sus pulmones se habían encharcado y requería una intervención de urgencia, así se realizó aún a sabiendas de que era un acto desesperado por salvarle la vida y que tenía muy pocas probabilidades de tener un resultado positivo. A pesar de que nos agarramos a esa posibilidad, siempre lo hacemos, en esta ocasión Lunes no pudo resistirlo y falleció nada más empezar la noche.

Lunes tiene dos muertes, la física que ese asesino ejecuta mediante la agresión y otra previa la que realiza esa persona que lo abandona.

Porque Lunes era un animal totalmente sociable y limpio que apareció en la colonia hace un mes. Un gatito que claramente vivía en una casa.

Tal vez, Lunes era el compañero de alguna de esas personas mayores que ya no pueden cuidarse por si mismas y que no solo tienen que asumir el cambio hacia otro tipo de vida, sino que también se ven privadas por instituciones o familiares de aquellos que han sido sus compañeros de vida, que han estado más que cualquiera de ellos a su lado, demostrándoles un amor incondicional.

O tal vez algún miembro de su familia empezó a desarrollar un alergia y fue mucho más fácil tirar al gato que buscar un remedio, o tal vez una mamá se quedó embarazada y se topó con uno de esos “profesionales” que le dijeron cuidado con el gato que te puede contagiar la toxoplasmosis, o tal vez  simplemente Lunes fue a dar con una familia que desconoce lo que es el amor.

En cualquier caso solo esperamos que quien lo abandonó pueda ver esta publicación y que sepa que ese pequeño ser que acompañó a su familiar o con el que convivieron y les hizo reir tantas veces hoy es un cadáver en su conciencia (si es que la tienen).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.