Hasta siempre, Gotham


La desgarradora historia de Gotham es como la de muchos gatos del mundo.
Enferma, abandonada, tirada como si fuera basura a un patio de un vecino…
Gracias a Bárbara, que no miró hacia otro lado y no dudo en llevarla de urgencias al veterinario, además de ofrecerse como casa de acogida.

Gotham padecía calicivirus junto a una rinitis. Tenía 40 de fiebre, diarrea y úlceras por toda la cara y boca.
Le pusieron 3 botellas de suero para hidratarla, pero todo el esfuerzo no valió para salvarle la vida.

Los sentimos mucho Gotham, sentimos no haber podido hacer más, sentimos la vida que has tenido que llevar hasta que llegaste a casa de Bárbara, sentimos que te hayas topado con la gentuza que te abandonó y que no te llevaran al veterinario para que tu salud mejorara.

Nuestro único consuelo es que te fuiste rodeada de amor.
Por favor, si sois testigos de algún abandono o maltrato, poneos en contacto con la policía de tu ciudad. Os recordamos que se trata de un delito penal.

Descansa en paz, pequeña.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.