Saltar al contenido

Aunque le pusimos todo nuestro empeño, Mysha no ha podido seguir luchando y nos ha dejado.

Esta gatita es uno de esos casos complicados que nos ha encogido el corazón y que nos ha tenido en vilo, y aunque lo último que perdíamos era la esperanza, sabíamos que su situación era complicada.

Al menos, nos queda que ha vivido sus últimos días acompañada y recibiendo todo el cariño y las atenciones que ha necesitado.

Descansa en paz pequeña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.