Descansa en paz, pequeñajo


Dejando Huella Noticias Gatos Gatos que nos dejaron...  Descansa en paz, pequeñajo

 

Después del amor, la tierra.
Después de la tierra, nadie.
(extracto del poema El último rincón – Miguel Hernández)

Se ha hecho todo lo posible para que pudiera salir salir adelante pero, al final, se nos ha ido demasiado pronto. Goku solo era un bebé 2 o 3 meses.

La panleucopenia es una enfermedad vírica muy contagiosa bastante difícil de tratar. Se ha intentado hacer una transfusión de sangre de Hamlet (ahora Wes), un gatito de Dejando Huella ya adoptado que pudo superar la enfermedad, pero por desgracia Goku ha fallecido antes de poder inocularle el suero.

Queremos agradecer el incansable trabajo realizado en la clínica veterinaria por intentar salvarle pero, a pesar de haber dado lo mejor, ha aguantado la noche pero ya no ha podido más y, finalmente, su pequeño cuerpo no ha podido más y su luz se ha apagado.

Queremos agradecer también a todos los que habéis estado pendientes de su estado y habéis ayudado aportando vuestro granito de arena, y sobretodo a Wes y a sus papis que estaban dispuestos desde primera hora para ayudar al peque Goku, gracias de todo corazón.

Hasta siempre pequeñajo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.