Gatos reservados


Leiva en adopción
Esta gatita ha sido abandonada en la puerta de uno de nuestros colaboradores. Tras la visita a la clínica veterinaria se le diagnostica la perdida total de uno de sus ojos, que se encontraba totalmente cubierto por una capa de pus, por lo que tendrá que ser sometida a una intervención para cerrárselo una vez se le haya curado la infección. Carece también de varias piezas dentales.

Leiva-Reservada



Goyo en adopción
Anoche nos llegaba el aviso de un gatito que iba arrastrándose por posible atropello. En un principio no se localizaba hasta que realizando una exploración más intensiva lo descubrimos dentro de un agujero. Tras la visita a la clínica veterinaria y realizarle las pertinentes pruebas se le diagnostica con rotura del fémur de la pata izquierda. Se procede a inmovilizar la patita y se envían las pruebas para que los especialistas realicen la valoración de su caso.

Goyo-Reservado



Félix era uno de esos gatos que viven en la calle pero que no son ferales, es decir que no rehúyen, sino que buscan el contacto con humanos. Su alto grado de sociabilidad unido a que en la zona en la que vivía es un sitio con mucho transito donde con demasiada asiduidad se producen atropellos hizo que fuese un digno candidato para ingresar en la familia DHA. Su estado de salud es bueno en general, tan solo tiene una ligera infección por ácaros y levaduras que ya está en tratamiento.

Félix-Reservado


Rick en adopción
Rick, fue lanzado desde la ventanilla de un coche, tras recogerlo se llevo inmediatamente a la clínica veterinaria donde ha sido ingresado. Su estado a priori no reviste gravedad, pero esta muy deshidratado, desnutrido y presenta contusiones en la cara, probablemente a causa del impacto contra el bordillo. El coche desde el que fue arrojado Rick es un Seat León, color plata, el suceso se produjo a la altura de la calle Puerta de Valencia, 17 sobre las 20:30 horas, desgraciadamente no se pudo coger el número de matrícula, aún así nos comenta la persona que presenció los hechos y nos dio aviso, que inmediatamente llamó a la policía local. Recordamos una vez más que el abandono y el maltrato son delitos, y que, igualmente, podría suponer la comisión por parte de la policía de un delito de la omisión de perseguir delitos previstos en el artículo 408 del código penal.

Rick-Reservado


2
Hace unos días nos llegó un aviso de un gatito que se encontraba tirado en el asfalto tras haber sido atropellado, tenia el morro ensangrentado y estaba muy aturdido, lo que no impidió que intentara escapar al ver acercase a nuestras voluntarias. Finalmente pudo ser rescatado. Tras la visita a la clínica veterinaria se constató que tenia un fuerte impacto en la zona frontal de la cabeza pero que por suerte no había revestido mayor gravedad, aún así se aconsejaba mantenerlo en observación por la conmoción. Nuestra sorpresa ha sido descubrir que cada vez que alguno de nuestros voluntarios se pasaba para controlarlo el pequeño Roble agradecía sus visitas dejándose acariciar, así que al no ser un gato feral traspasamos del protocolo seguido para el CER (captura, esterilización y retorno a su habitad) al protocolo de gestión de animales, buscarle un hogar de acogida hasta que pueda encontrar el suyo definitivo.

Roble-Reservado



No dejamos de repetirlo una y otra vez, el abandono es delito, así lo recoge nuestro Código Penal “El que abandone a un animal […] será castigado con una pena de multa de 1 a 6 meses. Asimismo, el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de 3 meses a 1 año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.” Pues esta misma tarde uno de estos delincuentes que por desconocimiento, por irresponsabilidad, o por que pertenecen a ese tipo de personas que desconocen los que es la empatía hacía estos compañeros de vida que son los animales, ha abandonado a una pequeña familia gatuna, Kiwi, Vesta y Circus. La mamá, Kiwi, es una preciosa gatita, de aproximadamente un año de edad, super cariñosa, que se ha acercado a la voluntaria que los ha encontrado en busca de un poco de esos mimos que alguien le negó para siempre desterrándola de su vida. Esta misma tarde ha pasado por la Clínica Veterinaria para hacerle la preceptiva exploración, se encuentra en buen estado. Se ha desparasitado y preparado para esterilizarla mañana mismo. Si deseas ofrecerle un hogar escríbenos a [email protected]

Kiwi – Reservada