Descansa, pequeño Risketo


«Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.»

Antonio Machado

Te has ido demasiado pronto, pequeño Risketo; esta vida a veces tiene a veces cosas que nuca lograremos entender, pero que no podemos hacer más que asumir por dolorosas que sean. Ojalá seas feliz allá donde vayas, aquí nos consta que lo has sido y mucho, pero tan poquito tiempo que ni tan siquiera te dio tiempo a cumplir tu primer año. Dejas muchos corazones rotos con tu partida, y 4 hermanitos por los que velaremos, al igual que harás tu desde arriba. No te olvidaremos, pequeño. Descansa en Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.