¡Eres muy importante para nosotros!

El voluntariado es un pilar fundamental en la estructura y funcionamiento de cualquier asociación, y más para aquellas que se dedican a la defensa y protección de los animales. En Dejando Huella, te animamos a participar como voluntario/a y poder así hacer más grande el mensaje de respeto hacia los animales.

El voluntariado es un compromiso serio y responsable, que implica la dedicación de un tiempo y esfuerzo para que esos animales que pasan a formar parte de nuestras vidas logren recibir la ayuda que necesitan y encontrar el hogar que se merecen. Ser voluntario supone cumplir con unos requisitos básicos que garanticen una participación activa y sobretodo efectiva en el área en la que hayas decidido colaborar.

Diferentes áreas

Actividades a pie de calle
Mesas informativas
Mercadillos de 2ª mano
Recogida de Pienso, etc.
Equipo de Concienciación
Preparar e impartir charlas de concienciación contra el maltrato y el abandono animal
Equipo de Eventos
Organización y desarrollo de eventos benéficos
Equipo de Acogidas y Adopciones
Control veterinario
Evaluación de acogidas y adoptantes, etc.

Equipo CES / CER
Alimentación y cuidado de las colonias felinas
Redes sociales y Web
Redactores
Creadores audiovisuales
Expertos en web, marketing, SEO, etc.
Equipo Multimedia
Fotografía
Video
Música
Equipo de Sistemas
Programación en Python, c++, php, html5, css, openERP, etc.

Si quieres ser voluntario escríbenos a:

[email protected]

Testimonio de Víctor, voluntario de Dejando Huella

Los voluntarios somos como una gran familia de “huellas” y “huellitas” en la que hay igualdad, respeto y apoyo entre todos nosotros.

El voluntariado es esencial a la hora de la difusión de animales y eventos a través de las redes sociales para llegar a un mayor número de audiencia posible.

Cuando vas por la calle y paseas a algún peque, que te paren y te pregunten “¿Es Gaia?” “¿Es Marie?” “¿Es Ángel?” es muy gracioso, pero ante todo piensas en la gran labor que hay detrás de cada uno, la gran cadena de voluntarios que hay desde el rescate del animal, pasando por quienes no paran hasta encontrarle una casa de acogida, por las madrinas y/o padrinos del peque, pasando por teaming y por los adoptantes; acabando en tí mismo porque, no nos engañemos, esto es una labor de muchísima gente.

Pero cada vez son más los peludos que necesitan de nosotros, de quienes les podemos dar voz, y aquí es donde hago el llamamiento para que tú, sí tú, ¡te plantees apuntarte al voluntariado!