Gatos necesitan acogida



Nenúfar es la hermana de Esencia, una bebé fruto del último parto que tuvo Trico, la última de las gatas que nos quedaba por esterilizar en una de las colonias controladas en las que aplicamos el método CER, y que gracias al esfuerzo de nuestros voluntarios por fin a podido ser capturada y ya no tendrá que padecer más los estragos e inconvenientes que comportan los periodos de celo. Es una gatita sana, que se esta adaptando sin ningún tipo de problema a su nueva situación de vivir en un hogar.

Nenúfar




Estamos en una situación de crisis económica, con las puertas cerradas hasta que consigamos salir de esta etapa, pero no podemos bajo ningún concepto dejar de atender a aquellos animales de los que nos hemos responsabilizado, este es el caso de esta pequeña, una gatita de una de las colonias que gestionamos. Moka, como así la hemos llamado, fue vista el otro día con un fuerte constipado que le taponaba la vías respiratorias y siendo tan solo una gatita de algo más de cuatro meses no podíamos dejarla en esa situación, así que la rescatamos para ponerla en tratamiento. MoKa es una gatita que se porta muy bien con algo de miedo - la calle enseña a tener, como poco, respeto - pero seguro que en cuanto su casa de acogida le de un poco de cariño descubrirá todo ese mundo de amor que le espera al entrar en un hogar.

Moka – Reservada


Recibimos el aviso de un gato con sangre en una de sus patas, en un principio se especuló por las personas que lo habían visto que se podía tratar de un atropello, pero tras llevarlo a la clínica veterinaria se ha visto que la sangre era producto de heridas que tiene en el rabo fruto de la falta de sensibilidad de dicha zona. Tiene múltiples infecciones, parásitos intestinales, ácaros, etc. El test de enfermedades ha resultado ser positivo a Inmunodeficiencia Felina, por lo que por ahora mejor que no esté con otros gatos. Parece que Dexter tiene un poco de todo, pero con los cuidados precisos y los geniales vetes que lo tratan se recuperará pronto.

Dexter