Carter, vivirás por siempre en nuestros corazones.


Pequeño Carter, te has ido hace escasas horas y seguimos sin asimilarlo; nadie esperaba que ocurriera esto, por mas que conocíamos las terribles heridas que te había ocasionado ese accidente en el motor de un coche. Queríamos que lucharas, que salieras adelante, que tuvieras una vida larga y feliz, y duele mucho comprobar que nuestras ganas y nuestros cuidados no han sido suficiente, que el desearlo no hace que ocurra, que nos has dejado demasiado pronto y seguimos sin entender que propósito tiene el universo para que un bebé nazca para vivir sólo 3 meses y además sufriendo. No es justo, ni para ti ni para todos los pequeños como tu que buscan solos el calor  y refugio en las noches de invierno. Te llevas el cariño de muchísima gente, y un pedacito de nuestros corazones; “sólo se muere cuando se olvida”, dice una película que me hubiera encantado que vieras en un sofá calentito con tu futura familia, y te aseguro, Carter que tu vas a vivir por siempre. Descansa, pequeño, no te olvidaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.